otras idiomas: ESPAÑOL | ENGLISH

LA DOBLE VARA DE MEDIR DEL COL·LEGI DE PERIODISTES DE CATALUNYA

|

El Collegi de Periodistes de Catalunya ha aplicado una doble vara de medir a una misma forma de entender lo que es una rueda de prensa a la que se convoca a los medios de comunicación, para darles cuenta de lo que el convocante también considera noticia del día. Me remito a los hechos. En el pasado mes de noviembre, la Fiscal Ana Magaldi nos leyó un comunicado en la Ciudad de la Justicia que explicaba la actuación de los Fiscales en el conocido asunto de la imputación del President de la Generalitat, tras el cual, no se nos permitió a los profesionales formular ninguna pregunta sobre tan polémico asunto, lo cual fue “inmediatamente” criticado por el Collegi que, en pocas horas, elaboró un contundente comunicado que este mismo diario reprodujo en la edición del día 20. Ni que decir tiene, que aplaudimos la nota por lo que contiene de valor para la ética en el ejercicio de nuestra profesión. En definitiva, todos fuimos muy duros con la Fiscal, porque consideramos que no era de recibo citar a los periodistas, para luego no dejarles hacer ni una sola pregunta. Bien por el Collegi dijimos. Así se defiende el derecho a la libertad de expresión.


Hoy, lamentamos denunciar todo lo contrario ante un suceso similar. Esta vez, protagonizado el pasado viernes por Ramon Espadaler dirigente de Unió democrática de Catalunya y Lluís Corominastambién portavoz de Convergencia Democrática quienes, en plena crisis en las relaciones entre los dos socios de la coalición que gobierna en la Generalitat, se presentaron ante los medios, para leer una nota más diplomática que informativa que presuponía, que, por el talante de los dos comparecientes, haría posible varias preguntas sobre un tema que en Catalunya había despertado la natural expectación, mientras que en el resto del Estado sugería un morbo añadido al actual panorama político en pleno auge preelectoral. Nada de eso sucedió, puesto que los dos políticos dijeron, desde el primer momento, que no habría preguntas… y no las hubo. Total, que con un palmo de narices anotado en la libreta de apuntes, nos fuimos los periodistas, entre cabreados y asombrados, por el quite que acababan de darnos. ¿Y qué dijo el Collegi? Nada, silencio total, posiblemente porque su presidenta entendió como Pujol que esta vez “no tocaba” y tal vez no era bueno enfadar al Govern con cuyo representante de comunicación se había sacado una foto institucional no hacía mucho. ¿Tendremos los periodistas que convocar nuevas elecciones a la vista de este y otros temas que nos tienen preocupados a muchos colegiados y que han causado ya numerosas bajas de afiliados? De momento, los mismos que le pusimos un bien al Collegi, hoy tenemos que decir que no nos ha gustado un pelo lo que ha pasado con la rueda de prensa de CiU, pero sobre todo, con el silencio de los corderos de quienes nos representan profesionalmente. La institución debe tener una sola vara de medir en estos asuntos, no dos, y para eso, hace falta que quienes lo dirigen, lo tengan meridianamente claro. Ojalá que esta sea la última hazaña que se les permite a quienes quieren convertir la profesión un monólogo entre quien manda y quien obedece, ¿o eso no entra dentro de las nuevas estructuras de Estado? 

コメント無し

あなたのコメントを書く




あなたはスペインの法律や中傷に反して、コメントを注ぐことはできません。 我々は、トピックをオフに検討して、コメントを削除する権利を留保します。