otras idiomas: ESPAÑOL | ENGLISH

UN CUÑADO INTELIGENTE Y CREÍBLE

|

mfg.jpg

La cita era en el Parlament de Catalunya. Allí comparecieron Francesc Cabanas, el cuñado de Pujol, yRamon Pedrós, que ha sido bastante más que un Jefe de Prensa para el Molt Honorable. Ambos dijeron bastante menos de lo que saben, pero si lo suficiente como para que podamos dejar de dudar sobre la muy escasa veracidad de la “herència del pare” y también de la inocente actividad de los hijos del ex President de la Generalitat.


El economista Cabanas se mostró inteligente y creíble, demasiado creíble, para desgracia de su cuñado el ex president: No es una herencia, no son los beneficios derivados de la venta de Banca Catalana y sí más que probablemente el resultado de negocios de los hijos y la matriarca del clan. “No se puede pasear en Ferrari por la calle” remató, porque eso ofende a los que lo están pasando mal. Ests fue una de esas frases generosamente brillantes que nos dejó el hombre que mejor conoce familiarmente a Jordi Pujol y Soley, y especialmente, a su hijo Pujol i Ferrusola, que es el agraciado conductor y propietario de este tipo de coches.


A Ramon Pedrós, buen periodista y mejor persona, hay que agradecerle su comentario sobre Marta Ferrusola, que define a las claras la forma de actuar de la "més que una dona” de Pujol, que nunca debió meter las narices en la política catalana y que lo hizo sin el menor sentido de la ética y don de la oportunidad. El que fue jefe de prensa desde 1988 a 1998 sabe tanto y vio tantas cosas en las antesalas y en los despachos del Palau de la Plaza de Sant Jaume, y ¡cómo no! en los viajes del President, que lo que dijo ayer en la cámara catalana suena a prudencia “cum laude” y también a afecto personal. Un síndrome parecido al de Estocolmo que hemos padecido y padecemos todavía muchos periodistas de mi generación, por mucho que el Alcalde Trias salga hoy a desmentirnos.


Al final, esta Comisión, sin cumplir con su objetivo original, sí va a poder conseguir que todos los catalanes tengan una idea más certera de cómo era y es Jordi Pujol i Soley y quienes le rodeaban familiar y políticamente. Será poca cosa pero, sí bastante más de lo que a muchos de esos “patriotas” de medio pelo, que fabricaban con demasiada facilidad los carnets de buenos y malos catalanes, les conviene que se sepa de ese periodo de 23 años, en el que Catalunya era un paraíso para unas cuantas familias y el jardín de las adormideras para la mayoría de los ciudadanos catalanes.

コメント無し

あなたのコメントを書く




あなたはスペインの法律や中傷に反して、コメントを注ぐことはできません。 我々は、トピックをオフに検討して、コメントを削除する権利を留保します。